Dirección de Conservación

Áreas Naturales Protegidas

Introducción

Los recursos biológicos de la tierra son fundamentales para el desarrollo de la humanidad; como consecuencia, existe un reconocimiento cada vez mayor de la diversidad biológica como bien mundial de valor inestimable para la supervivencia de las generaciones presentes y futuras (pnuma 2012).

Coahuila es un estado privilegiado por la excepcional diversidad biológica en su territorio, expresada en la multiplicidad de ecosistemas y sus numerosas especies que presentan una amplia variabilidad genética y ecológica. La biodiversidad de Coahuila se distribuye heterogéneamente, lo que tiene importantes implicaciones para su conservación.

Del territorio en la entidad, 92.1% mantiene su vegetación natural, ya sea primaria o secundaria (inegi 2013); esto se debe a la vocación natural del suelo y a que la población se concentra en las ciudades, lo que implica una oportunidad de conservar una amplia superficie del estado bajo algún esquema de protección.

Existen diferentes instrumentos de política ambiental y ecológica para garantizar el bienestar de las personas y la permanencia de los recursos naturales, como el establecimiento de áreas naturales protegidas (ANP), el ordenamiento ecológico, la evaluación del impacto ambiental, entre otros (sedue 1988)

Las ANP, definidas en la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (lgeepa), como “las zonas del territorio nacional y aquellas sobre las que la nación ejerce su soberanía y jurisdicción, en donde los ambientes originales no han sido significativamente alterados por la actividad del ser humano o que requieren ser preservadas y restauradas y están sujetas al régimen previsto en la Ley” (sedue 1988:2),representan uno de los objetivos primordiales de los gobiernos en sus distintos órdenes, ya que al establecerlas, se preserva y protege la biodiversidad de la nación.

Cuatrociénegas
Área de Protección de Flora y Fauna
Anterior
Siguiente

Las ANP, definidas en la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (lgeepa), como “las zonas del territorio nacional y aquellas sobre las que la nación ejerce su soberanía y jurisdicción, en donde los ambientes originales no han sido significativamente alterados por la actividad del ser humano o que requieren ser preservadas y restauradas y están sujetas al régimen previsto en la Ley” (sedue 1988:2),representan uno de los objetivos primordiales de los gobiernos en sus distintos órdenes, ya que al establecerlas, se preserva y protege la biodiversidad de la nación.

Las ANP se consideran como el principal instrumento para la conservación del patrimonio natural en México y en el mundo (conabio 2006a). Por ello, y para garantizar la protección del capital natural de nuestro país, el Plan Estratégico para la Diversidad Biológica 2011-2020 plantea como una de sus principales metas, incrementar la superficie de ANP terrestres hasta alcanzar 17% de la superficie total del territorio nacional.

Históricamente, las áreas naturales protegidas se han promovido desde los espacios gubernamentales (conabio 2006b); en Coahuila hasta 2011 se contaba con 16 ANP de las cuales 13 son de carácter federal. Sin embargo, han existido esfuerzos individuales o colectivos para proteger más espacios naturales (De la Maza Elvira y de la Maza Elvira 2005). Recientemente, el movimiento de conservación a través de la demanda social empieza a tomar forma e impulso, y a manifestarse como un componente que puede desempeñar una función importante en la conservación de la biodiversidad.

Esquemas de conservación

Derivado de un trabajo colegiado con instituciones federales, estatales, municipales y organizaciones de la sociedad civil, en la entidad existen seis categorías estatales de ANP (Congreso del Estado 1996):

a) Reservas naturales: se constituirán en áreas biogeográficas relevantes a nivel estatal, representativas de uno o más ecosistemas no alterados significativamente por la acción del ser humano o que requieran ser conservados y restaurados, por los servicios ambientales que pudieran proveer y en las cuales habiten especies endémicas, amenazadas, de protección especial o en peligro de extinción.

En ellas podrán realizarse actividades de protección, manejo, conservación y recuperación de sus recursos naturales, el incremento de su flora y fauna nativa, y autorizarse actividades relativas a la investigación científica, recreación, turismo de naturaleza sustentable, educación y cultura ambiental. Así mismo, podrá autorizarse el aprovechamiento de los recursos naturales que no alteren los ecosistemas presentes y no afecten los propósitos de conservación.

b) Parques estatales: podrán ser ubicados dentro y fuera de las manchas urbanas y se constituirán de uno o más sitios valorados por su belleza escénica, valor científico, de recreo, histórico, de servicios ambientales, por la existencia de flora y fauna, y que además tengan aptitud para el desarrollo de actividades de educación y cultura ambiental, recreativas, de esparcimiento y otras actividades análogas.

En los parques estatales podrá permitirse la realización de actividades relacionadas con la protección y recuperación de recursos naturales y servicios ambientales, así como con la investigación, recreación, turismo de naturaleza sustentable, educación y cultura ambiental y, en general aquellas actividades que promuevan el bienestar social, el desarrollo sustentable, sin que pongan en riesgo las condiciones ambientales del sitio.

c) Entornos de conservación: los cuales «se establecerán en áreas que contengan uno o varios elementos naturales, que por su carácter único o excepcional, interés estético, valor histórico, cultural, antropológico o científico, se resuelva incorporar a un régimen de conservación, cuyo objeto sea el de proteger los bienes naturales, históricos, culturales, de infraestructura, de usos y costumbres y demás características de naturaleza análoga. En los entornos de conservación pueden realizarse actividades de carácter doméstico, comercial, económico, recreativo, social, educativo, cultural, de usos y costumbres y cualquier otra relacionada con el desarrollo social de las comunidades presentes en el sitio.  Así mismo, se promoverán las actividades relacionadas a la conservación y recuperación de los recursos naturales, investigación científica, recreación, turismo de naturaleza sustentable, actividades de educación y cultura ambiental y demás de naturaleza análoga».

d) Sitios de protección de usos primarios: se constituirán en aquellas zonas en las que se lleven a cabo actividades de carácter primario, tales como la ganadería extensiva, agricultura tradicional, aprovechamiento de recursos forestales y actividades cinegéticas relacionadas a valores ambientales, culturales, tradicionales o históricos, en las que se aprovechen recursos naturales de manera sustentable y continua, sin ocasionar alteraciones en los ecosistemas presentes.

En estos se promoverá la continuidad de las actividades primarias que se lleven a cabo dentro de la misma, siempre y cuando sean esenciales para el desarrollo social, se promueva la permanencia de las prácticas tradicionales, culturales e históricas, además de que se lleven a cabo sin deteriorar los ecosistemas, modificar el paisaje de forma sustancial, ni causar impactos ambientales irreversibles en los elementos naturales que los conforman.

e) Reservas naturales voluntarias: «se constituirán en aquellas zonas en las que los propietarios promuevan esquemas de manejo, conservación y recuperación de los recursos naturales presentes. En ellas podrá autorizarse, en coordinación con los propietarios, la realización de actividades de conservación de los ecosistemas y sus elementos, la protección, manejo, preservación y recuperación de sus recursos naturales, el incremento de su flora y fauna nativa, así como la investigación científica, recreación, turismo de naturaleza sustentable, educación y cultura ambiental. Además, podrá autorizarse el aprovechamiento de los recursos naturales que no alteren los ecosistemas presentes y no afecten los propósitos de conservación; asimismo, se permitirá delimitar dentro de estas áreas zonas de sacrificio en donde se desarrollen actividades extractivas o de uso de alto impacto».

f) Monumentos naturales estatales: «se constituyen por uno o varios elementos naturales de singular valor paisajístico, histórico o geológico, que representen un símbolo de identidad o se considere emblemático para la entidad, razones por las cuales se resuelva incorporarlos a un régimen de protección especial. En los monumentos naturales estatales, podrán permitirse acciones de investigación, conservación, recuperación, recreación y turismo de naturaleza sustentable, en los casos que así se determine dentro del programa de manejo correspondiente y demás disposiciones aplicables».

Estas categorías responden a la necesidad de conciliar las acciones primarias de producción y abrir los espacios de participación ciudadana en la conservación y explorar nuevas formas de preservar superficies no necesariamente tan amplias como las que cubren las ANP federales.

La conservación del capital natural se promueve a través de mecanismos de participación social, en donde los poseedores de la tierra son los actores interesados en la conservación y recuperación de los recursos naturales y los servicios ambientales que ellos proveen. La Secretaría de Medio Ambiente de Coahuila (sma) ha promovido el esquema de las anp voluntarias, como resultado del reconocimiento de los esfuerzos individuales y colectivos que existen para proteger los espacios naturales.

La visión del gobierno estatal es contar con una administración fortalecida con la presencia permanente y participativa de sus habitantes, buscando de forma conjunta un desarrollo armonioso con el capital natural.

El mecanismo de las ANP voluntarias ha demostrado brindar un espacio de participación social, en donde los esfuerzos se conjuntan con la voluntad gubernamental para promover los mecanismos de conservación.

En Coahuila, existe la convicción de que la conservación a través de las ANP es el camino para recuperar los recursos naturales, lo que tendrá un efecto directo en el beneficio social y económico de los habitantes del estado.

Las ANP federales protegen los ecosistemas más representativos en Coahuila. Destacan el Área de Protección de Flora y Fauna Cuatrociénegas, la cual alberga el mayor número de especies endémicas (sema, 2016); y el Área de Protección de los Recursos Naturales Cuenca Abastecedora del Distrito Nacional de Riego 004 Don Martín, que protege una superficie de 1 519 385.03 ha, convirtiéndola en el ANP más grande del estado.

Existen ANP en todas las subprovincias fisiográficas. La subprovincia mejor representada es Sierras y Llanuras Coahuilenses con 10.69% de la superficie cubierta por ANP, y en contraparte Pliegues Saltillo Parras y Laguna de Mayrán cuentan solamente con un porcentaje protegido del 0.05 y 0.09 % respectivamente. Los bajos porcentajes en estas últimas subprovincias se identifican como sitios con omisiones de conservación, y conviene sean tomadas en cuenta para promover decretos de protección en estas áreas.

Asimismo, existen áreas de importancia biológica en la entidad (Arriaga.  et al. 2000) y otras que tienen valor a nivel regional mencionadas dentro de las regiones terrestres prioritarias de Coahuila que aún no cuentan con un mecanismo de protección, y que representan una oportunidad para promover mecanismos innovadores de conservación. Este es el caso de la subprovincia Sierras Transversales, que también es considerada una región prioritaria para la conservación, en donde se cuenta ahora con varios decretos de ANP de carácter estatal, así como un área destinada voluntariamente a la conservación de carácter federal, los cuales protegen bosques, matorrales, pastizales e izotales.

La Reserva Natural Estatal Sierra de Zapalinamé, la cual celebró en el presente año 2021 25 años de su decreto, es operada por la asociación civil PROFAUNA. Ha actualizado su programa de manejo y cuenta con programas operativos anuales, con los que se da seguimiento de forma puntual a su operación. El manejo de esta ANP como el de otras en Coahuila como Cuatro Ciénegas y Maderas del Carmen, por mencionar algunas, debe de convertirse en un ejemplo de manejo y conservación en donde la planificación y los esfuerzos de conservación, permiten conservar el patrimonio natural del estado.

Las ANP de carácter estatal decretadas recientemente cuentan ya con sus programas de manejo, los cuales se encuentran debidamente publicados. Esto es un requisito imperante para que todas las áreas cuenten con instrumentos regulatorios que permitan encaminar los esfuerzos de conservación y que además, permitan alienar las políticas públicas de todos los sectores dentro de las ANP,  sin distinción de su categoría de manejo.

De este esfuerzo siete anp han sido decretadas en la categoría de Reserva Natural Voluntaria (rnv), que en conjunto constituyen 66.87% de la superficie en categoría estatal (cuadro 1) y los propietarios son los encargados de su manejo.

Actualmente, en el estado se encuentran 19 anp, que cubren el 17 % de la superficie del territorio de Coahuila  (Gobierno de Coahuila 2019; cuadro 1).

Cuadro 1. Tipos y categorías de ANP dentro de la entidad. Fuente: elaboración propia con base en CONANP y SMA (2019).

Las ANP federales protegen los ecosistemas más representativos en Coahuila. Destacan el Área de Protección de Flora y Fauna Cuatrociénegas, la cual alberga el mayor número de especies endémicas (sema, 2016); y el Área de Protección de los Recursos Naturales Cuenca Abastecedora del Distrito Nacional de Riego 004 Don Martín, que protege una superficie de 1 519 385.03 ha, convirtiéndola en el anp más grande del estado.

Existen anp en todas las subprovincias fisiográficas. La subprovincia mejor representada es Sierras y Llanuras Coahuilenses con 10.69% de la superficie cubierta por anp, y en contraparte Pliegues Saltillo Parras y Laguna de Mayrán cuentan solamente con un porcentaje protegido del 0.05 y 0.09 % respectivamente (cuadro 2). Los bajos porcentajes en estas últimas subprovincias se identifican como sitios con omisiones de conservación, y conviene sean tomadas en cuenta para promover decretos de protección en estas áreas.

Asimismo, existen áreas de importancia biológica en la entidad (Arriaga.  et al. 2000) y otras que tienen valor a nivel regional mencionadas dentro de las regiones terrestres prioritarias de Coahuila que aún no cuentan con un mecanismo de protección, y que representan una oportunidad para promover mecanismos innovadores de conservación. Este es el caso de la subprovincia Sierras Transversales, que también es considerada una región prioritaria para la conservación, en donde se cuenta ahora con el Decreto de la rnv Cañón El Órgano,  un advc La Puerta, tres rnv (Loma del Gorrión, Cuatro Gorriones y La India) así como la Reserva Natural Estatal Guadalupe Victoria, todas hábitat del perrito llanero mexicano Cynomys mexicanus; además de la rnv El Palmar, ubicada en un área de izotal.

La Zona Sujeta a Conservación Ecológica Sierra de Zapalinamé, la cual celebró en el año 2016 20 años de su decreto, es operada por la asociación civil PROFAUNA. Ha actualizado su programa de manejo y cuenta con programas operativos anuales (poa), con los que se da seguimiento de forma puntual a su operación. El manejo de esta anp como el de otras en Coahuila como Cuatro Ciénegas y Maderas del Carmen, por mencionar algunas, debe de convertirse en un ejemplo de manejo y conservación en donde la planificación y los esfuerzos de conservación, permiten conservar el patrimonio natural del estado.

Las anp decretadas recientemente se encuentran en proceso de elaboración y publicación de su programa de manejo. Esto es un requisito imperante para que todas las áreas cuenten con instrumentos regulatorios que permitan encaminar los esfuerzos de conservación y que además, permitan alienar las políticas públicas de todos los sectores dentro de las anp,  sin distinción de su categoría de manejo.

Vinculación de las ANP con otros instrumentos de política ambiental

El Plan Estatal de Desarrollo de Coahuila de Zaragoza 2017-2021 (Gobierno de Coahuila 2012) establece diversas estrategias en materia de medio ambiente y desarrollo sustentable. Entre ellas: fortalecer los instrumentos para proteger de una manera más eficaz el medio ambiente; promover el aprovechamiento racional, la conservación y la recuperación del patrimonio natural del estado; implementar acciones tendientes a la promoción de la educación y cultura ambiental entre los habitantes de la entidad; e incrementar la superficie de anp en la entidad.

La visión del gobierno estatal es contar con una administración fortalecida con la presencia permanente y participativa de sus habitantes, buscando de forma conjunta un desarrollo armonioso con el capital natural.

El mecanismo de las anp voluntarias ha demostrado brindar un espacio de participación social, en donde los esfuerzos se conjuntan con la voluntad gubernamental para promover los mecanismos de conservación. Sin embargo, fue necesario, además, revisar las categorías de anp estatales, a fin de abrir los espacios que pueden ser protegidos en Coahuila, con el objetivo de conservar áreas con esquemas de manejo que las anp federales no consideran.

Es importante destacar que dos de las anp voluntarias (Tomás Garrido y Villa de Bilbao) surgieron como iniciativa de ejidos en el municipio de Viesca, en donde se visualiza a la conservación como una alternativa para el rescate de su capital natural, así como una opción para contar con oportunidades de aprovechamiento que garanticen su permanencia en la zona y eviten la emigración de sus habitantes a otros centros poblacionales.

Conclusiones y recomendaciones

En Coahuila se ha impulsado la creación y fortalecimiento de las anp considerándolas uno de los esquemas más eficientes de conservación en México. Se han promovido esquemas que no habían sido explorados, como el decreto de las áreas anp voluntarias, para lo que se ha tenido una fuerte respuesta por parte del sector social.

Además, se ha buscado mejorar la legislación en materia de anp, abriendo el abanico de oportunidades estatales para promover la conservación bajo diferentes categorías de manejo. Ahora, se deberá recategorizar a las anp estatales decretadas previamente a la modificación de la legislación, para ajustar sus categorías a la legislación actual. Además, se deberá fortalecer a las anp voluntarias, dotándolas de presupuesto y personal para garantizar su operación y el cumplimiento de sus objetivos de conservación en el largo plazo.

Considerando que ya existe un Consejo Estatal de anp, se deberá tender a contar con un Sistema Estatal de anp para fortalecer este esquema de conservación. Asimismo, es importante promover la conservación y manejo sustentable del capital natural a través de anp, aprovechando que una amplia porción del territorio estatal es susceptible de ser manejado bajo este esquema y a que existe una demanda social para participar en el incremento de su superficie estatal.

En Coahuila, existe la convicción de que la conservación a través de las anp es el camino para recuperar los recursos naturales, lo que tendrá un efecto directo en el beneficio social y económico de los habitantes del estado.

Referencias

Arriaga, L., J.M. Espinoza, C. Aguilar, et al. (coords.). 2000Regiones terrestres prioritarias de México. Comisión Nacional para el Conocimiento y uso de la Biodiversidad. México.
conabio. Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad. 2006a. Capital natural y bienestar social. Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, México.
_____. 2006b. Áreas de Importancia para la Conservación de las Aves. Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, México.
conanp y sema. Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas y Secretaría de Medio Ambiente de Coahuila. 2016. Reporte interno de Superficie de ANP de Coahuila. Inédito.
Congreso del Estado. 1996. Ley del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente del estado de Coahuila de Zaragoza. Publicada el 8 de diciembre de 1998 en el Periódico Oficial del Estado. Última reforma publicada el 8 de marzo de 2016.
De la Maza Elvira, R.G. y J. De la Maza Elvira. 2005. Historia de las áreas naturales protegidas en México. Programa agua, medio ambiente y sociedad. Documento de trabajo núm. 5. El Colegio de MéxicoFundación Gonzalo Río ArronteUNAM, México.
Gobierno del Estado. 2012 Programa Estatal de Desarrollo 2011-2017. En: <http://coahuila.gob.mx/micrositios/index/plan-estatal-de-desarrollo>, última consulta: 13 de julio de 2015.
inegi. Instituto Nacional de Estadística y Geografía. 2013. Carta de Uso de Suelo Vegetación. Serie V.
pnuma. Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente. 2012. Plan Estratégico para la Diversidad Biológica 2011-2020 y las Metas de Aichi  “Viviendo en armonía con la naturaleza”. Convenio sobre la Diversidad Biológica.
sedue. Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología. 1988. Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente. Publicada el 28 de enero de 1988 en el Diario Oficial de la Federación. Última reforma publicada el 13 de mayo de 2016.
sema. Secretaría de Medio Ambiente de Coahuila. 2016. Sistema de Información Ambiental del estado de Coahuila. Documento interno.



Fresno

Características Principales del Fresno

Nombre Común: Fresno

Nombre Científico: Fraxinus

Familia: Oleaceae.

Origen: México.

Parte aérea: Tronco recto, corteza gris, hojas opuestas, de 20 a 25 cms. de largo, compuestas por 9-11 folíolos lanceolados, aserrados, color verde oscuro y pálido por el envés.

Clima: Templado pero tolera heladas. No tolera los climas secos y calurosos.

Suelo: Se acondiciona a diversos tipos de suelos.

Forma: Redonda irregular.

Tronco diámetro a 1.30 del piso:

10 años: 0.30 metros,
20 años: 0.60 metros,
Máxima: 1 metros.

Altura: 

10 años: 15 metros,
20 años: 30 metros,
Máxima: 40 metros.

Copa diámetro: 

10 años: 7 metros,
20 años: 11 metros,
Máxima: 17 metros.

Sistema radicular: Extendido, Profundo. Tiene una mayor tendencia hacia el desarrollo de raíces profundas.

Follaje: Perennifolio / Caducifolio. Pierde el follaje por un periodo corto durante la temporada seca.

Crecimiento: Rápido y vigoroso crecimiento.

Floración: Flores unisexuales, en panículas estaminadas y pistiladas, racimos estaminados cortos y densos, racimos pistilados de 5 cm de largo; flores diminutas verde a rojas, sin pétalos, cáliz campanulado.

Fruto: Fruto elongado alado (sámara) con una sola semilla creciendo en racimos densos de 15 a 20 cm de largo. Fructifica de julio a septiembre.

Respuesta a la poda: Bueno, No requiere.

Longevidad: 80-100 años.

Separación: 16 metros

Propagación: Por semilla. 

Riego: Regular, una vez a la semana.

Uso: Para sombra, copa compacta y redondeada hacia la punta, su sombra es densa.



PIRUL

Características Principales del Pirul

Nombre Común: Pirul

Nombre Científico: Schinus molle

Familia: Anacaedaceae.

Origen: América del sur.

Parte aérea: Árbol con copa redondeada y abierta, proporciona sombra moderada. Hojas compuestas, alternas, de 15 a 30 cm de largo, colgantes, con savia lechosa; imparipinnadas de 15 a 41 folíolos, generalmente apareados, de 0.85 a 5 cm de largo, estrechamente lanceolados, color verde amarillento.

Clima: Templado, no tolera bajas temperaturas, por mucho tiempo.

Suelo: Se adapta a diversos tipos de suelos, tolera sequia.

Forma: Pendular.

Tronco diámetro a 1.30 del piso:

Alcanza hasta 1.5 metros.

Altura: 

Alcanza los 17 metros.

Copa diámetro: 

Cubre hasta 250 metros.

Sistema radicular:  Extendido y superficial.

Follaje: Perenifolio, denso.

Crecimiento: Lento.

Floración: Flores muy pequeñas y numerosas, de color blanco amarillento, miden 6 mm transversalmente.

Fruto: Drupas en racimos colgantes, cada fruto de 5 a 9 mm de diámetro, rosados o rojizos.

Respuesta a la poda: No necesita.

Longevidad: 100 años.

Separación: 26 metros.

Propagación: Por semilla. 

Riego: Poco, soporta la sequia.

Uso: Ornamental.



ROSA
LAUREL

Características Principales del Rosa Laurel

Nombre Común: Rosa Laurel

Nombre Científico: Nerium oleander

Familia: Apocynaceae.

Origen: Mediterráneo.

Parte aérea: Follaje compacto, hojas persistentes opuestas o alternas, simples y enteras, lanceoladas y coriáceas, color verde oscuro por el haz y pálidas por el envés. 

Clima: Tropical y sub-tropical, resiste bajas y altas temperaturas.

Suelo: Franco, franco arenoso y limoso, resiste salinidad.

Forma: Redonda a cónica.

Tronco diámetro a 1.30 del piso:

Ramificado.

Altura: 

De 0.30 a 1 metro.

Copa diámetro: 

8 metros, copa amplia y redondeada que proporciona una sombra densa.

Sistema radicular: Superficial, compacto.

Follaje: Perenifolio, denso.

Crecimiento: Rápido.

Floración: Floración permanente.

Fruto: Conos globosos a ovada de 5-14 cms. de longitud (piñon).

Respuesta a la poda: Buena.

Longevidad: 40-50 años.

Separación: De 0.30 a 0.50 m.

Propagación: Por estaca o semilla. 

Riego: Medio, cada 4 días.

Uso: Ornamental, para formar barreras vivas.



CEDRO
BLANCO

Características Principales del Cedro Blanco

Nombre Común: Cedro Blanco

Nombre Científico: Cupressus sp

Familia: Cupressaceae.

Origen: Norteamérica.

Parte aérea: Tronco recto de 1.5 a 2 metros de diámetro, corteza rojiza marrón en ejemplares jóvenes y grisácea o blanquecina en ejemplares centenarios, copa cónica, ramas extendidas, monopódicas; corteza fisurada.

Clima: Templado-frío, tolera bajas temperaturas.

Suelo: Se adapta a varios tipos de suelos.

Forma: Cónica.

Tronco diámetro a 1.30 del piso:

Máxima: 0.80 metros.
10 años: 0.20 mts.
20 años: 0 .40 mts.

Altura: 

Máxima: 30 mts.
10 años: 7 mts.
20 años: 18 mts.

Copa diámetro: 

Máxima: 6 metros
10 años: 3.5 metros
20 años: 5.0 metros

Sistema radicular: Pivotante, profundo.

Follaje: Perenifolio y muy denso.

Crecimiento: Medio. Se desarrolla al sol y es muy resistente a las bajas temperaturas; crece muy bien en condiciones templadas y frías, sin embargo obtienen mejor crecimiento a media sombra.

Floración: Masculinas conillos oblongos con 6-12 estambres.

Fruto: Conos casi redondos de 12 a 15 mm ubicados a lo largo de las ramas. Fructifica a partir de agosto a enero.

Respuesta a la poda: Buena.

Longevidad: 45 años.

Separación: 6 metros.

Propagación: Por semilla. 

Riego: Prefiere el riego moderado.

Uso: Ornamental.



PIÑO PIÑONERO

Características Principales del Piño Piñonero

Nombre Común: Piño Piñonero

Nombre Científico: Pinus cembroides

Familia: Pinaceae.

Origen: México.

Parte aérea: Tronco corto. Ramas ascendentes, delgadas y colocadas irregularmente en el tallo, comenzando casi siempre desde la base. Las hojas en grupos de 2 a 3, entre 2.5 y 10 cm de longitud. Corteza, color café rojiza a casi negra, se rompe en gruesas láminas, con pequeñas escamas delgadas y fisuras profundas.

Clima: Resiste temperaturas extremas.

Suelo: Se acondiciona a diversos tipos de suelos, resiste la sequía.

Forma: Piramidal a redonda.

Tronco diámetro a 1.30 del piso:

Alcanza los 0.50 metros.

Altura: 

Logra los 18 metros.

Copa diámetro: 

10 metros.

Sistema radicular: Extendido, profundo.

Follaje: Perenifolio, denso

Crecimiento: Lento

Floración: Las flores masculinas son amentos cilíndricos.

Fruto: Conos globosos a ovada de 5-14 cms. de longitud (piñon).

Respuesta a la poda: Mediano.

Longevidad: 100 años.

Separación: 10 metros.

Propagación: Por semilla. 

Riego: Poco, una vez a la semana.

Uso: Ornamental.



PALMA
DATILERA

Características Principales de la Palma Datilera

Nombre Común: Palma Datilera

Nombre Científico: Phoenix dactylifera

Familia: Arecaceae.

Origen: Islas Canarias.

Parte aérea: Palmera muy rústica, dioica de tronco único o ramificado en su base, de 20 m de altura y 30 a 40 cm de anchura, cubierto con los restos de las hojas viejas. Hojas pinnadas, de 6 a 7 m de longitud.

Clima: Resiste altas y bajas temperaturas.

Suelo: Prospera en terrenos arenosos, tolera sales, resistente a todo tipo de suelos siempre que tenga humedad.

Forma: Palma.

Tronco diámetro a 1.30 del piso:

Alcanza hasta 1 metro.

Altura: 

20 metros.

Copa diámetro: 

10 metros.

Sistema radicular: Fibroso en forma de cepellón.

Follaje: Perenifolio.

Crecimiento: Lento.

Floración: Flores masculinas de color crema, y femeninas amarillas, globosas.

Fruto: Frutos oblongo-ovoides, de 3 a 9 cm de longitud, de color naranja, con pulpa carnosa y dulce.

Respuesta a la poda: No necesita, si se realiza se le ocasionaría la muerte.

Longevidad: 100 años.

Separación: 10 metros.

Propagación: Por semilla. 

Riego: Resistente a la sequia.

Uso: Ornamental.



PALMA
ABANICO

Características Principales de la Palma Abanico

Nombre Común: Palma Abanico

Nombre Científico: Washingtonia filifera

Familia: Arecaceae.

Origen: Norte de México y California.

Parte aérea: Con estípite cilíndrico, erecto, con fisuras y anillos muy juntos, hojas costapalmadas de 1.5 a 2 metros de longitud divididas casi a la mitad, color verde oscuro, pecíolo de 1.5 m. Margen con dientes.

Clima: Templado, tolera bajas temperaturas.

Suelo: Se acondiciona a varios tipos de suelos. Tolera suelos pobres siempre que drenen bien.

Forma: Palma.

Tronco diámetro a 1.30 del piso:

Máxima: 1 mts.
10 años: 0.70 mts.
20 años: 0.90 mts.

Altura: 

Máxima: 30 mts.
10 años: 7 mts.
20 años: 11 mts.

Copa diámetro: 

Máxima: 3 mts.
10 años: 2.5 mts.
20 años: 3 mts.

Sistema radicular: Fibrosa, compacta.

Follaje: Perenifolio denso.

Crecimiento: Rápido.

Floración: Flores blancas inflorescencia.

Fruto: Fruto drupa color negro.

Respuesta a la poda: No se debe podar el tronco, originaría su muerte.

Longevidad: 120 años.

Separación: 3.50 metros.

Propagación: Por semilla. 

Riego: Pobre, es muy rústica, resistiendo la sequía.

Uso: Ornamental.



TROENO

Características Principales del Troeno

Nombre Común: Troeno

Nombre Científico: Ligustrum japonicum

Familia: Oleaceae

Origen: Japón

Parte aérea: Tronco ramificado. Corteza lisa, grisácea. Hojas opuestas, glabras, ovadas, de 4-10 cm de longitud y 2-5 cm de anchura, de color verde muy intenso y brillante.

Clima: Templado, tolera bajas temperaturas.

Suelo: Se adapta a diversos tipos de suelos, no tolera suelos salinos.

Forma: Redonda.

Tronco diámetro a 1.30 del piso:

Máxima: 80 mts.
10 años: 0.20 mts.
20 años: 0.35 mts.

Altura: 

Máxima: 10 mts.
10 años: 5 mts.
20 años: 6 mts.

Sistema radicular: Extendido semiprofundo.

Follaje:  Perennifolio, copa densa y ramas flexibles.

Crecimiento: Rápido.

Floración: Flores hermafroditas, pequeñas, numerosas, de coloración ligeramente verdosa, amarillenta o blanquecina, Florece a finales de primavera o principios de verano.

Fruto: En racimo, son pequeñas drupas de color negro azulado, forma esférica, irregular y de 5mm. de diámetro.

Respuesta a la poda: Buena.

Longevidad: 80 años.

Separación: 7 metros.

Propagación: Por semilla. Se suele trasplantar a raíz desnuda.

Riego: Regular, de modo que el terreno no se seque excesivamente.

Uso: Especie que puede plantarse en banquetas angostas, por lo ello es muy utilizada para hacer setos vivos en gran parte de las ciudades.



HUIZACHE

Características Principales del Huizache

Nombre Común: Huizache

Nombre Científico: Acacia farnesiana

Familia: Fabáceas

Origen: México

Parte aérea: Tronco corto de ramas extendidas, hojas compuestas divididas doblemente, formadas por hojas muy pequeñas similares a plumas.

Clima: Templado, tolera bajas y altas temperaturas.

Suelo: Se acondiciona en varios tipos de suelos.

Forma: Redonda.

Tronco diámetro a 1.30 del piso:

Máxima: 70 mts.
10 años: 0.30 mts.
20 años: 0.45 mts.

Altura: 

Máxima: 12 mts.
10 años: 5 mts.
20 años: 7 mts.

Copa diámetro: 

Máxima: 10 metros
10 años: 3.50 metros,
20 años: 5 metros

Sistema radicular: Pivotante extendido.

Follaje: Perennifolio o subcaducifolio.

Crecimiento: Mediano a lento.

Floración: Las flores se disponen en conjuntos, cada conjunto contiene de 40 a 50 pequeñísimas flores de color amarillo – anaranjada muy olorosas.

Fruto: Vainas que miden de 7 a 13 cm de largo por 2 a 2.5 cm de ancho. Cada vaina posee de 6 a 14 semillas.

Respuesta a la poda: Buena pero no necesaria.

Longevidad: 120 años.

Separación: 8 metros.

Propagación: Por semilla.

Riego: Poco, solo en el establecimiento, soporta sequia prolongada.

Uso: Sombra, construcciones rurales, ramoneo de animales, madera, leña y carbón.